Logo DD24 News
Facebook Twitter Youtube

¿Qué noticia buscás?

#Bienestar Beneficios de la ducha con agua caliente y fría

08/08/2016. La hora del baño es un momento que se disfruta en cualquier momento del día, pero siempre existe el dilema entre el agua fría y caliente. Ambas tienen beneficios, conocélos!

Argentina
La combinación de ambas también es buena opción.
La combinación de ambas también es buena opción.

Tomar un baño es todo un ritual y, para muchos, un dilema entre bañarse con agua fría o caliente. A veces elegimos la temperatura del agua dependiendo de factores meteorológicos, como el clima o bien de cómo nos fue en el día. Ambas temperaturas son buenas y brindan  diferentes beneficios para tu salud.

Ducharse con agua caliente después de un día estresante es reconfortante, y es desde tiempos inmemorables se emplea esta técnica relajante como tratamiento con ayuda de sales y aromas en diferentes spas. Pero ¿cuáles son los beneficios otorgados de un baño caliente?

Limpia de una manera más profunda: el agua caliente ayuda a limpiar la grasa natural de una forma más profunda y fácilmente.

Ayuda contra el insomnio: todo radica en la sensación de relajación y bienestar que genera un baño con agua caliente  y, si le agregas un poco de lavanda antes de dormir, te ayuda a conciliar el sueño.

Desintoxica tu cuerpo: gracias a que se abren tus poros con el agua caliente, eliminas toxinas de tu cuerpo, ¡Atención mujeres! Se dice que la celulitis es acumulación de toxinas, así que, con un rico baño con agua caliente, ayudarás a disminuir la celulitis en tu cuerpo.

Dolores musculares: como ya mencionamos anteriormente, el agua caliente relaja tu cuerpo y con ello los músculos. Ante un dolor muscular o una larga jornada laboral, favorece mucho tomar un baño caliente.

Alivia resfriado o gripe: el vapor es un congestionante natural, por lo tanto, si añadimos menta y eucalipto al agua, mientras nos bañamos, ayuda descongestionar los senos nasales.

Los beneficios de un baño con agua fría

Desde la antigüedad se creía que el ducharse con agua fría era símbolo de fuerza y energía. Los espartanos creían que después de una jornada extenuante de ejercicio era bueno bañarse con agua fría, ya que el agua caliente era solo para los débiles, mientras que la fría era sinónimo de la fuerza y vitalidad que poseían.

En Filadelfia  y Rusia realizan diferentes competencias en agua fría, a pesar de lo helado que son esos lugares. Aquí te decimos qué beneficios concede darse un baño con agua fría:

Aumento de energía: tras un baño de agua fría, ¡sientes que rejuveneces y le dices adiós a la fatiga!  Ayuda a tener una sensación de frescura, dinamismo y la mente despejada por el flujo sanguíneo que activa el agua fría.

Mejora la circulación: uno de los múltiples beneficios del agua fría es que activa la circulación, llevando más sangre a los órganos y tejidos internos, lo cual produce un buen flujo sanguíneo.

Otorga beneficios para la fertilidad: para los hombres en específico, tiene muchos beneficios bañarse con agua fría porque, dicen, aumenta la fertilidad. De hecho, hombres con problemas de fertilidad deben evitar exponerse a baños calientes para no mermar la producción de espermas.

Combate el estrés y la depresión: gracias al estado de bienestar que se obtiene después de un baño con agua fría.

Sistema inmune más fuerte: estimula el metabolismo y por consiguiente al sistema inmune, es decir, fortalece las defensas y hace que sea más fácil para el cuerpo combatir virus y demás enfermedades.

Piel y cabello saludable: a diferencia del agua caliente, donde se ve una piel reseca y escamosa, el agua fría hace que tu piel se vea y se sienta fresca y saludable, al igual que tu cabello.

Ayuda a mejorar la respiración y la temperatura corporal: al bañarse con agua fría, la respiración en un principio es agitada pero, ¡respira hondo constantemente! Esto te ayudará en tu vida habitual, ya que tu temperatura mejora al tratar de acoplarse a la temperatura fría del agua.

Un baño frío ayuda a la producción de neradrenalina en el cerebro, sustancia estimulante y que favorece el estrés. Es por ello que no es recomendable que mujeres embarazadas o en ciclo menstrual, se bañen con agua fría debido al estrés que produce. En personas afectadas del corazón es recomendable abstenerse hasta preguntar al médico su recomendación.

Un baño caliente o frio, ¡tú, decides! Sin embargo, la combinación de ambas también es buena opción, ya que mejora la piel y el cabello, dado que un baño con agua caliente te abre los poros desintoxicándote y atrayendo los beneficios que ya te mencionamos y para finalizar cierras los poros con agua fría para que tu piel se vea vital y fresca.

¿Y tú, qué prefieres?

Fuente de la Información: Esmas


Compartí esta noticia

Calificá esta noticia


Otras noticias Salud y Bienestar

Opiniones

Video Destacado

Más leídas (48 hs)