¿Qué noticia buscás?

David A. Battaglia
Ing. En Construcciones y Tecnico electromecanico

Curioso, analitico sobre temas poco convencionales.


Dióxido de Cloro: el poderoso antibiótico que esconden las industrias farmacéuticas

Se trata de un antibiótico que se descubrió hace más de dos siglos. Sus efectos curativos son innumerables, aunque actualmente las Instituciones de salud la consideren ilegal. Conocé las razones.

Mundo Salud y Bienestar

Desde tiempos inmemorables, el ser humano avanza día a día con el afán de prolongar su bienestar en el ámbito de la salud. Actualmente, en esta época de pandemia, estos procesos se aceleraron en búsqueda de una cura. Miles de especialistas están experimentando nuevas formas de mejorar la salud de las personas, aunque la solución pueda ser más simple de lo que parece.

Allí entra el Dióxido de Cloro, mejor conocido como MMS (suplemento mineral milagroso), un antibiótico natural descubierto hace más de dos siglos, el cuál, se encuentra prohibido por las principales instituciones de Salud, ya que este recurso no es conveniente para el negocio que manejan los grandes laboratorios y farmacéuticas.

El antibiótico más poderoso del planeta no se vende en farmacias

Sabias que existe un gas llamado Dióxido de Cloro Cl O2,  fue descubierto en 1814 por el científico Humphrey Davy, es un potente agente oxidante, y se utiliza para potabilizar el agua.

En 1996 Jim Humble, descubrió ‘por accidente’ el efecto que este gas tiene en la salud de las personas.  Actualmente, esta establecido por ley en algunos países, la presencia de este gas en las bolsas de sangre para transfusiones. De esta manera se asegura la NO EXISTENCIA de patógenos.

Cuando este gas entra en el cuerpo humano, se siente atraído eléctricamente a todo lo que tenga un PH diferente del cuerpo. Esto incluye bacterias, virus, parásitos, hongos, etc. que no son del cuerpo, es decir TODOS LOS PATÓGENOS.

Al entrar en contacto con ellos, los ‘oxida’, quitándole electrones de la última orbita a los patógenos, esto hace que no pueda reproducirse, ni alimentarse, como consecuencia de esto son eliminados del cuerpo.

El gas queda reducido a cloruro, que no es otra cosa que sal y, por consiguiente, inocuo para el cuerpo. No es letal, aunque puede ser tóxico si se lo consume en cantidades exageradas, como cualquier remedio.

Si se vendiera en farmacias, tendrían que retirar de la venta, 3000 medicamentos de primera línea, imagínese Ud.

Se utiliza por mucha gente en todo el mundo, pero como no está aprobado por la cadena de Instituciones que ‘nos cuidan y protegen’, se considera Ilegal. En México hay un hospital que utiliza este gas para tratar diferentes tipos de enfermedades.

Este producto conocido como MMS (suplemento mineral milagroso),  se puede conseguir a través de proveedores particulares. El científico que está promoviendo su uso y entrenando médicos es Andreas Kalcker.

Un ejemplo para comprender la magnitud del MMS: en los casos de septicemia aguda, donde ningún antibiótico conocido resulta efectivo, inyectando en vena el gas, los pacientes se recuperan.

Bueno, la pregunta obligada:  ¿ el MMS mata el ‘coronavirus’ ?

Respuesta: SI

 No me crean, piensen por ustedes mismos, INFORMENSE.

Fuente de la Información: Dr. Andreas Kalcker


Calificá esta noticia

Compartí esta noticia


Opiniones

Video Destacado