Logo DD24 News
Facebook Twitter Youtube

¿Qué noticia buscás?

Alternativas que reemplazan las bolsas de plásticos para las compras

19/09/2016. Desde el changuito de la abuela a las bolsas de tela que venden los supermercados, algunas opciones para reemplazarlas.

Argentina
Empiezan a ofrecer opciones que las reemplacen y sean más amigables con el medio ambiente.
Empiezan a ofrecer opciones que las reemplacen y sean más amigables con el medio ambiente.

Las bolsas de plástico de lo supermercados tienen los días contados. Para enero del año que viene, por orden del gobierno porteño para reducir la contaminación, los comercios ya no podrán entregarlas.

Ante esta situación, los supermercados, almacenes y otros comercios seguramente empiecen a ofrecer con mayor visibilidad opciones que las reemplacen y sean más amigables con el medio ambiente. Pero para adelantarse al cambio de hábitos que indefectiblemente ocurrirá a partir del 1 de enero de 2017, las siguientes pueden ser diez alternativas viables para despedir definitivamente a la bolsa de plástico, sin perder la comodidad.

Las bolsas eco - friendly de los supermercados

Llegar al supermercado el año que viene y no tener nada para transportar las compras: ese olvido o compra de urgencia alguna vez sucederá. Claro que no será tan tremendo porque cada una las cadenas ya ofrecen sus bolsas "ecológicas". En Coto, las de 40 por 55 cm. se consiguen por $ 14,90; Carrefour ofrece las suyas a $ 25, al mismo tiempo que también vende otras cocidas, en tonos celeste, a $ 42. Vea Cencosud, por su parte, exhibe dos opciones para salir del apuro: las de propileno, de tamaño mediano, a $ 5, y en tamaño grande, con estampados varios, a $ 25.

Los changuitos de los abuelos

¿Homenaje retro a nuestros mayores? ¿El último grito de la moda entre las góndolas? Todo puede ser. Lo cierto es que los changuitos de Violraviol, en este caso confeccionados en tela vinílica, fáciles de lavar e impermeables, resultan un accesorio de gran utilidad para olvidarse del dolor en las cervicales tras una compra que demandaría el uso de varias bolsas. Son plegables, con ruedas de 16 centímetros de diámetros y con una estructura que además permite la carga de tres botellas. Su valor: $ 980.

Carros todoterreno para las compras grandes

Si bien la compra del mes se convirtió prácticamente en algo propio de otro tiempos, para esas ocasiones en que hay que irse del supermercado con muchos productos, uno de los carritos Rolser, con gran capacidad, puede facilitar la tarea. A diferencia de los changuitos, el diseño es similar a una gran mochila, y se puede optar por los de dos ruedas ($ 1330) o cuatro ruedas ($ 2199). En ambos casos, se trata de carros impermeables e inoxidables, plegables y fabricados en tela flexible y sumamente resistentes. En resumen: una especie de 4x4 para ir de compras.

Bolsas con telas recuperadas y expresionistas

Con estas bolsas se combinan dos universos: el cuidado por el medio ambiente y la expresión artística. ¿Las razones? Por un lado, estas de Inquiets Anima están hechas con textiles recuperadas, como puede ser la funda de un sillón, y cada una es única e irrepetible, ya que se hacen con los materiales disponibles del momento. Pero además, también recrean aquellas salpicaduras de pintura a lo Jackson Pollock. Las dimensiones son 40 cm de ancho, 35 de alto y 18 cm de fuelle. El resultado: un lindo producto artesanal, con sentido ecológico y a $ 100.

El revivir del canasto de mimbre para la bicicleta

Mejor que llevar las bolsas colgando del manubrio mientras se golpean contra las rodillas o se enredan con los rayos de la bicicleta es hacerse un tiempo y elegir un buen canasto, por ejemplo, los de Hélice - Bike Style. Con tejidos de mimbre artesanal, el básico se consigue por $ 824. Otras opciones de canastos, con tapa verde o malva, ascienden a $ 954. En todos los casos se sujetan con dos correas de cuero sin necesidad de otros accesorios y soportan hasta seis kilos de carga, con lo cual sirven para una compra considerable. También hay opciones de plástico más económicas que rondan los $ 300.

Bolsas de tela arpillera personalizadas

Para esas compras de último momento, de algunos productos puntuales, las bolsas de tela de arpillera de Caruva, de 35 cm. de ancho por 40 de alto, encajan bien para el reemplazo de las plásticas actuales. En su interior están forradas con una tela de microfibra opaca y el estampado puede ser a elección, con lo cual se pueden personalizar a gusto. El color lo aportan sus manijas, confeccionadas de forma más resistente a partir de cinta mochilera. Su precio unitario: $170.

Una canasta multiuso hecha de seagrass

La imagen de alguien en un mercado que en sus manos lleva una canasta mientras elige algún alimento seguramente venga de alguna película ambientada hace más de 50 años. Lo cierto es que tener una buena canasta es un implemento que sirve tanto para ir al supermercado, como para un picnic o para darle la utilidad que se desee. Importadas de Vietnam, las canastas "Nilo" de Claudia Adorno, hechas con seagrass, son resistentes para una pasada por el super a hacer una compra de varias mercaderías y, al mismo tiempo, estando vacías, son livianas. Las manijas están reforzadas con tres uniones y las medidas son de 35 cm. de diámetro por 30cm. de alto. El precio: $ 550.

Una bolsa híper colorida para atraer todas las miradas

Si lo que se busca es llamar la atención y no pasar para nada desapercibido, hacer una compra "con estilo" o si simplemente se pretende algo colorido, entonces la bolsa Classic de Mafia ($ 400) debería ser la indicada. Muy ligera, con un cierre botón, y dos grandes bolsillos interiores, está hecha con una combinación de velas de kitesurf y velero reutilizadas. Como no podía ser de otra forma, son resistentes al agua, mientras que los colores son bien intensos.

La insólita bolsa plegable con forma de frutilla

Para tener siempre a mano, sin que moleste o haga bulto, estas mini bolsas de poliéster (de 35 por 35 cm), sin cierre y con correa, sirven para las compras no planeadas. Tranquilamente pueden guardarse en una mochila, cartera o bolsillo sin que se noten. Sin desplegar, la bolsa se ve como una pequeña frutilla (las hay también con forma de rosa o de uva), mientras que en su tamaño completo, tienen con estampado de flores.

Fuente de la Información: La Nación


Compartí esta noticia

Calificá esta noticia


Otras noticias Eco y Ciencia

Opiniones

Video Destacado

Más leídas (48 hs)