Logo DD24 News
Facebook Twitter Youtube

¿Qué noticia buscás?

Felix Piacentini
Licenciado, Director de NOAnomics.

Economía de las provincias argentinas, Análisis sectoriales y regionales

  • Twitter
  • Web

Con mayor presión fiscal, la recaudación de las provincias se despega de la nacional

"Ya es hora de desandar el camino y comenzar a reducir el peso de los tributos provinciales en la actividad económica, que solapándose a la carga nacional y municipal representa un lastre al crecimiento", dice Félix Piacentini, desde NOAnomics.

Argentina Economía

La recaudación de un grupo de 16 jurisdicciones relevadas por NOAnomics, y que en conjunto explican el 92% de la recaudación total agregada de las provincias, alcanzó un estimado de $ 191.541 millones para el primer semestre del año, lo que significa un crecimiento del 37,1% y un incremento en valores absolutos de $ 51.842 millones.

Así, la recolección del impuesto a los Ingresos Brutos (IIBB), el de mayor importancia relativa, consigue $ 138.750 millones y un aumento interanual del 37,5%. Dado que las tasas de crecimiento de IIBB y la recaudación total no difieren sustancialmente, la participación de este tributo e mantiene en el 72% del total entre el primer semestre de 2015 y 2016.

Extrapolando el resultado de estas 16 provincias al agregado de las 24 jurisdicciones podemos estimar que la recaudación total rondaría los $208 mil millones para la primera mitad de 2016.

Comparando con los resultados que se conseguían para el acumulado de los primeros seis meses de 2015, se retorna a la tendencia de mayor ritmo de expansión de los ingresos tributarios provinciales en comparación a los nacionales que se observó desde 2011 a 2014 y que fuera interrumpida el año pasado.

Es así que para el primer semestre la tasa del 37,1% de crecimiento en los ingresos propios provinciales compara con una del 27,6% de la recaudación impositiva nacional (sólo impositiva sin considerar comercio exterior ni seguridad social). La brecha desaparece si se contrasta la evolución de la recaudación de IIBB y el IVA neto, 37,5% versus 37,6%.

La diferencia de performance entre la recaudación total impositiva nacional y provincial se explica fundamentalmente por las últimas medidas de alivio para el impuesto a las ganancias de asalariados, mientras que la casi equivalencia entre el crecimiento de los tributos ligados a la actividad y que comparten la misma base imponible (IIBB e IVA) se obtiene a pesar de que la mayoría de las jurisdicciones subnacionales continuaron aumentando su presión fiscal en este tipo impuesto (directa o indirectamente).

Este último factor podría entonces llegar a interpretarse como señal de un mayor grado de ralentización económica en las provincias en lo que va del año, situación que puede estar asociada a la todavía complicada situación de muchas producciones regionales, conjuntamente con un mayor incumplimiento originado por el mismo motivo.

En este sentido, siempre es bueno recordar que en algunas figuras jurídicas resulta más fácil el atraso o evasión en el pago de IIBB que del IVA (al ser el primero de autodeclaración).

Si se analizan estos números en términos reales, es decir descontando la inflación, se advierte que al primer semestre el poder de compra de la recaudación de provincias se retrae un 1,3% respecto al mismo período de 2015, siendo la caída real del 1% para el caso de Ingresos Brutos. Dado el incremento de presión fiscal antes mencionado, podría inferirse un retroceso de la actividad económica algo mayor que ese punto porcentual.

Del detalle por jurisdicción surge que sólo la recaudación de cuatro provincias consigue sortear la barrera de la inflación durante el primer semestre. Estos son los casos de Santa Fe (45%), CABA (41%), Neuquén (41%) y Córdoba (39%). En tanto, por debajo del aumento acumulado del 38,9% en los precios pero por encima del promedio del 37,1% de las 16 provincias aparece Río Negro con un incremento del 37,4%.

En tanto, los 11 distritos que siguen son Salta (37%), Buenos Aires (36,6%), Mendoza (36%), Catamarca (35%), San Luis (34%), Chaco (34%), Tucumán (33%) Jujuy (30%), Entre Ríos (29%), Formosa (23%) y San Juan (21%). Estas dos últimas provincias son las únicas que no logran superar el promedio de recaudación nacional sólo impositiva del 27,6%.

Como consigna un informe del IARAF de mayo de este año que reveló la variación de la carga fiscal de las provincias para IIBB, en la mayoría se registra subas fundamentalmente por incremento de alícuotas, actualización de tramos que pagan mayores alícuotas o por no elevar límites nominales de facturación, en cuyo caso se registran aumentos implícitos.

Naturalmente, en el ranking de peor desempeño figuran las provincias que no registran subas en la presión fiscal de IIBB: Chaco, Salta, San Juan, Entre Ríos, Formosa, Mendoza y San Luis.

Al margen de estas excepciones puntuales para 2016 en particular, un horizonte más amplio de tiempo evidencia un incremento sostenido de la presión fiscal de las provincias que las mismas justificaron por una pérdida de ingresos tributarios de origen nacional asociada a una disminución progresiva de la masa coparticipable.

Aunque lamentablemente nunca se aplicó la receta de contener el gasto corriente para compensar este factor, esta excusa no podrá seguir esgrimiéndose de aquí en más a medida que las provincias vayan recuperando los 15 puntos de coparticipación a un ritmo de 3 puntos por año.

Por lo tanto, con este nuevo perfil de ingresos es hora de desandar el camino y comenzar a reducir el peso de los tributos provinciales en la actividad económica, que solapándose a la carga nacional y municipal representa un lastre al crecimiento.

Fuente de la Información: Félix Piacentini, desde NOAnomics


Calificá esta noticia

Compartí esta noticia


Opiniones

Video Destacado