Logo DD24 News
Facebook Twitter Youtube

¿Qué noticia buscás?

Loquísimo! Habló el creador de la Ballena Azul: "Estaba limpiando nuestra sociedad"

06/05/2017. Tiene 21 años y fue expulsado de la carrera de psicología. Dividió a los que participan del peligroso desafío suicida entre gente y "residuos biodegradables".

Mundo
Phillipp Budeikin, creador del juego la "Ballena Azul"
Phillipp Budeikin, creador del juego la "Ballena Azul"

Un ruso de 21 años, Phillipp Budeikin, resultó ser el creador del “juego” la Ballena Azul, que genera conmoción y temor en distintos países del mundo, incluído Argentina, porque induce a los jóvenes que participan al suicidio. Ayer habló con la prensa y confesó: "Quería limpiar a la sociedad de aquellos que le harían daño".

Detenido desde el 15 de noviembre de 2016 por este motivo, Budeikin aseguró que había catalogado en dos grandes grupos a las personas que participaban en las primeras versiones del "juego": gente y “residuos biodegradables”.

Phillipp Budeikin, fue detenido porque se descubrió que creó el juego "Ballena Azul", por que se habrían suicidado unos 130 jóvenes alrededor del mundo.

Sobre estos últimos, sostuvo: "Ellos son los que están de ningún valor para la sociedad, o solo hará daño a la sociedad. Estaba limpiando nuestra sociedad de tales personas", dijo en una entrevista con el portal Saintpetersburg.ru.

Budeikin, que había sido expulsado de la carrera de Psicología, explicó que creó este juego virtual que termina incitando al suicidio en 2013 bajo el nombre F57, uno de los nombres del “grupo de la muerte” de la red social VKontakte, similar al Facebook. Está acusado de haber creado ocho comunidades virtuales que apoyaban abiertamente el suicidio.

En el peligroso "juego", que se difunde por redes sociales y de forma secreta, incitan a los jóvenes a superar etapas, que incluyen autoflagelaciones y cortes y terminan con el suicidio.

Sobre quienes se suicidaron durante la etapa final del "juego" que se difunde a través de redes sociales o WhatsApp y de forma secreta, Budeikin dijo: "Ellos murieron felices. Les di lo que no tienen en la vida real: calidez, comprensión y comunicación". Aunque negó que hubieran 130 fallecidos. "Fueron 17. Hay otros con los que hablé pero que se suicidaron después, sin mi influencia directa", señaló.


Compartí esta noticia

Calificá esta noticia


Otras noticias Sociedad

Opiniones

Video Destacado

Más leídas (48 hs)