Logo DD24 News
Facebook Twitter Youtube

¿Qué noticia buscás?

Cortes vacunos destinados al consumo presentaron enfermedades transmisibles

31/10/2016. Los animales provenientes de una hacienda salteña, en Las Lajitas, estaban infectados con dos parásitos nocivos para los seres humanos. Gracias al rápido accionar de Senasa y la empresa evitaron que salga al mercado.

Argentina
Es de vital importancia que los controles a establecimientos de faena sean realizados por personal altamente capacitado.
Es de vital importancia que los controles a establecimientos de faena sean realizados por personal altamente capacitado.

Senasa dispuso la intervención, análisis y el posterior decomiso de 300 medias reses de animales  vacunos, procedentes de una hacienda salteña, ubicada en Las Lajitas, al detectar dos parásitos nocivos para los seres humanos. Se trata de cisticercosis y sarcosporidiosis, las cuales pueden generar severos daños en la salud y se caracterizan por ser asintomáticas

Según Senasa, consta que los animales tenían una “severa infestación masiva”. Si bien el operativo se realizó en septiembre, lo ocurrido muestra que existen riesgos que merecen mayor atención del sector involucrado.

Fuentes consultadas por este medio explicaron que los parásitos fueron detectados gracias a la intervención del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), que trabaja articuladamente con el frigorífico.

Ante lo ocurrido, distintos empresarios salieron a pedir que el gobierno, tomen las medidas de alerta correspondientes para realizar los controles reglamentarios a mataderos municipales y demás frigoríficos que operan en la provincia, para evitar que carne contaminada llegue al consumo de familias salteñas.

Si bien los parásitos fueron detectados en uno de los frigoríficos, que inmediatamente activó el protocolo de seguridad correspondiente, se desconoce si otras empresas del sector adquirieron cabezas de ganado de esa hacienda.

Los parásitos sólo se detectan en el establecimiento de faena 

Si bien los animales salen del campo con un documento del Senasa que autoriza su destino a faena, el problema es que hay enfermedades que no se detectan a simple vista, los veterinarios ven al animal y no presenta síntomas por eso firman los permisos. 

La presencia de esas parásitos, sólo se pueden detectar en el establecimiento de faena, al observar las vísceras del animal. Fue así que especialistas detectaron las irregularidades y procedieron a analizar las muestras que confirmaron las sospechas. 

La zoonosis son enfermedades transmisibles de los animales al hombre, por ello es de vital importancia que los controles a establecimientos de faena sean realizados por personal altamente capacitado, ya que se trata de un tema de salud pública.

Fuente de la Información: Informate Salta


Compartí esta noticia

Calificá esta noticia


Otras noticias Sociedad

Opiniones

Video Destacado

Más leídas (48 hs)